DE LA INTELIGENCIA EN EL HABLAR Y TAMBIEN EN EL ACTUAR

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin. 

Rabindranath Tagore

“La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros no somos.”

Antonio Machado.

La muerte es un desafío. Nos dice que no perdamos el tiempo… Nos dice que nos digamos ahora que nos amamos.

Leo Buscaglia

“A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en el mismo ataúd.”

Alphonse de Lamartine

1.- En su discurso de año “nuevo”, la canciller federal alemana, Angela Merkel, agradeció a los ciudadanos su confianza y paciencia, “por participar en este esfuerzo histórico”. Y expresó:

“No se puede pasar ignorar lo aciago de estos días y semanas. Son tiempos difíciles para nuestro país. Y así seguirá bastante rato todavía“,

“En 2020 nos ha arrollado algo con lo que el mundo no contaba. Un virus – hasta ahora desconocido – invade nuestros cuerpos y nuestras vidas. Nos afecta en el aspecto más humano de nuestra conducta: la cercanía a los demás, un abrazo, una conversación, las celebraciones”.

Conmemoró a las víctimas de la pandemia y volvió a requerir esperanza en las vacunas, paciencia y perseverancia: “Durante todavía bastante tiempo dependerá de todos nosotros mismos cómo vamos a superar esta pandemia. El invierno es, y seguirá siendo, duro”.

“Sabemos lo que se puede hacer para contrarrestar al virus. Junto a la vacuna, el medio más eficaz para combatirlo está en nuestras propias manos: atenernos a las reglas de higiene y distancia social, todos y cada uno de nosotros”.

“Al final de este año sin aliento también tenemos que tomarnos un momento para guardar luto”, (…) “Como sociedad, no debemos olvidar cuántos han perdido a sus seres queridos sin poder estar cerca de ellos en sus últimos momentos. Yo no puedo aliviar su dolor, pero sí que pienso en ellos, especialmente esta noche”.(…) “mientras algunos recalcitrantes niegan la existencia del virus”, se lamenta la canciller. “Las leyendas de la conspiración no son solo falsas y peligrosas, también son cínicas y crueles con las víctimas”.

El 2020, ha sido un año “(…) en el que muchos han realizado su trabajo superándose a sí mismos y sin vanagloriarse de ello”. Así lo han demostrado médicos/as y enfermeras de hospitales, residencias de ancianos y otras instituciones; los empleados de las autoridades sanitarias; como también “nuestras fuerzas armadas”. Innumerables personas han contribuido a que fuera posible “que nuestra vida, a pesar de la pandemia, pudiera seguir: en los supermercados y en el transporte de productos, las oficinas de correos, en los autobuses y trenes, las comisarías, en las escuelas y guarderías, en las iglesias, en las oficinas de la radio, la televisión, los diarios o los portales de noticias”.

Expresó estar agradecida “por cómo la mayoría de la gente usa disciplinadamente mascarilla y cómo se esfuerza por mantener la distancia”. “Ahí se expresa para mí lo que hace posible la vida en sociedad en primer lugar: la consideración por los demás, la sensibilidad también de dar un paso atrás de vez en cuando, la conciencia del espíritu cívico”.

Merkel indicó que la esperanza tiene rostro: “Son las caras de los primeros vacunados, los muy mayores y sus enfermeras, el personal médico de las unidades de cuidados intensivos; no solo nosotros, sino en todos los países europeos y muchos otros”. Cada día habrá más, gradualmente se irán sumando otros grupos de edad y otras profesiones. Y, luego, todos los que quieran. “También yo me vacunaré cuando sea mi turno”, (…)

“Creo que no exagero cuando digo que nunca, en los últimos quince años, hemos sentido todos el año que pasa como tan difícil, y nunca, a pesar de todas las preocupaciones y cierto escepticismo, hemos esperado el año nuevo con tanta esperanza”, completó.

2.- Sabias palabras que transcribo. Enfatizo, me lacera y parafraseo su frase, no debemos olvidar cuántos han perdido a sus seres queridos sin poder estar cerca de ellos en sus últimos momentos.

3.- Ciertamente hay muchos corazones en el mismo ataúd, lo sabemos ahora, lo sentimos ayer y quizás mañana.

4 de enero de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?