DE LA FALTA DE CONTINUIDAD. DE LOS CAMINOS TRUNCOS. DE LA ILEGALIDAD CONTINUA

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

1.- El señor de Palacio nombra a fulano para la Secretaria de Educación. Este lleva a su equipo y empieza a planear y desarrollar metas, propósitos, caminos. Años después mandan a ese señor de Embajador al fin del mundo o con el vecino. Llega una persona diferente, a la que se le llama “delincuente electoral” porque así lo determinó un Tribunal, esa señora lleva a su equipo y empieza a planear y desarrollar metas, propósitos, caminos distintos. Lo que eran unas metas, ahora se bifurca, para atrás o para adelante, ya no es lo mismo. Y ahora esa señora es candidata y tratará de lograr ser la gobernadora del Estado de México y vendrá otra persona que modificará, que planeará y desarrollará otras metas, otros propósitos. Caminos truncos en un tema toral: la educación del país, que ha tenido demasiados tropiezos. La falta de continuidad que afectará el sistema educativo, por lo electoral. Así no se avanza.

2.- En la ciudad de Monterrey se hizo un estudio sobre las omisiones legislativas, lo que implicó una virtual medición, en los artículos transitorios de 169 leyes estaduales, se encontraron 1,099 reformas y la sorpresa encontraron 47 obligaciones de realizar actos administrativos y 103 de legislar, siendo 85 un mandato de adecuar legislación y 18 de emitir reglamentos. Parálisis legislativa. Planeación inútil. La continuidad no importa.

3.- Hace once años no tenemos una Ley General sobre reparaciones por violación de derechos humanos. Una ley sobre Asilo. Una ley Reglamentaria Sobre Suspensión y/o Restricción de Derechos Humanos y/o Garantías. Y otra ley Sobre Expulsión de Extranjeros. A la fecha ninguna de esas leyes se ha creado ni se creará por lo visto. Y eso parece no importar a nadie, cuando la primera la Ley General sobre reparaciones por violación de derechos humanos es fundamental. Pero esa y otras omisiones legislativas reflejan un desdén, un hastío, ganas de no trabajar, de no crear.

4.- Pero en cambio cuando se trata de lo consentido por el señor Manuel Andrés no importa que los jueces de amparo del Poder Judicial Federal frenen acciones, ya que la continuidad ahí, es elemental. Y bautizamos como de “interés nacional”, lo que no es, para continuar. Ahí sí parece la continuidad. Olvidemos la rifa del avión, y la refinería sin concluir y otras inacciones.

5.- Y ahora la intención de subordinar a la Guardia Nacional a la Secretaria de la Defensa Nacional, demuestran la ignorancia de la Constitución del Presidente, lo que es el colmo y que trastoca la continuidad jurídica de las leyes que se deben conocer y obedecer. Qué país, con este Presidente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.