Concentra los carbohidratos en el desayuno y baja de peso

En ocasiones, conseguir una vida fit y alcanzar tu peso ideal puede parecer una tarea complicada. Antes de recluirte en el gym y pasar horas haciendo únicamente cardio –lo cual no te va a acercar mucho a tu meta– es importante que prestes atención a lo que comes.

Si eres fan del desayuno, existe una amplia variedad de platillos saludables que te ayudarán a no subir de peso y estar en forma. Pero eso no es todo, ya que un buen desayuno incluso te puede ayudar a bajar de peso.

Existe la falsa creencia de que si reduces tu consumo de calorías saltándote el desayuno perderás peso más rápido. Sin embargo, lo único que lograrás es que tu metabolismo se vuelva más lento.

Un estudio publicado en la revista científica Preventive Medicine demostró que las personas que no desayunan tienden a pesar más que aquellos que disfrutan un desayuno balanceado y saludable.

Desayunar es una parte importante de nuestra alimentación y qué mejor si esta comida nos ayuda a bajar de peso. Un estudio presentado en la 100ª reunión anual de la Endocrine Society en Chicago demostró que un desayuno con alimentos ricos en energía promueve la pérdida de peso.

La investigación fue realizada por el departamento de medicina de la Universidad de Tel Aviv, Israel y tuvo una duración de tres meses. Comprendió a 11 mujeres y 18 hombres con obesidad y diabetes tipo 2.

Los participantes se dividieron en dos grupos, los cuales consumieron dietas con la misma cantidad de calorías diarias, pero divididas en diferentes comidas y tiempos durante el día.

El primer grupo siguió una dieta llamada Bdiet, la cual contempló tres comidas al día: un desayuno alto en energía, un almuerzo mediano y una cena pequeña. El segundo grupo se apegó al régimen 6Mdiet que consiste en seis comidas pequeñas y tres snacks distribuidos a lo largo del día.

Los resultados del estudio mostraron que el grupo que siguió la Bdiet, es decir, el plan de tres comidas con un desayuno de alto contenido energético, experimentó una pérdida de peso considerable. Este grupo perdió en promedio alrededor de 5 kilos, mientras que el grupo que siguió la 6Mdiet aumentó en promedio 1.4 kilos.

Además, las personas que estuvieron bajo el régimen Bdiet experimentaron menos hambre y antojos que los que siguieron la 6Mdiet. Otro hallazgo significativo fue que el grupo con un desayuno alto en energía necesitó menos insulina y presentó niveles más bajos en glucosa, en comparación con el grupo que consumió seis comidas al día.

De acuerdo con la científica principal del estudio, la doctora Daniela Jakubowicz, nuestro cuerpo metaboliza los alimentos de manera diferente de acuerdo a la hora del día.

«Una rebanada de pan consumida en el desayuno conduce a una menor respuesta de glucosa y engorda menos que la misma rebanada de pan pero consumida en la noche».

Esto no quiere decir que llenes tu desayuno con comida chatarra. Un desayuno con alto contenido calórico debe ser balanceado y respetar los carbohidratos que son buenos para tu salud y necesarios para que tu cuerpo realice todas sus funciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.