Cofepris y Censida presentan Plan Nacional de Farmacovigilancia y Tecnovigilancia en beneficio de la población de la diversidad sexual

0

Tijuana, B.C., 22 de febrero de 2024.- El titular de la Comisión Nacional para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Alejandro Svarch Pérez, presentó en esta ciudad el Plan Nacional de Farmacovigilancia y Tecnovigilancia para el VIH y la Hepatitis C, lo cual beneficiará, entre otras, a las poblaciones LGBTTTIQAP+, como parte de la agenda nacional de regulación enfocada en los derechos de la población de la diversidad.

Este plan, realizado en coordinación con el Centro Nacional de Prevención y Control del VIH y el Sida (Censida), permitirá monitorear a las personas que acceden al tratamiento antirretroviral para para tratar VIH, así como a los medicamentos para curar hepatitis C y atender otras infecciones de transmisión sexual, para garantizar su calidad de vida y una atención centrada en las necesidades de salud de la población.

Asimismo, Alejandro Svarch realizó la entrega de códigos de acceso a la plataforma VigiFlow para los tres Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) de Baja California. Con ello será posible ingresar las notificaciones de reacciones adversas en tratamientos, así como dar seguimiento a terapias hormonales y de afirmación de género.

“Con el equipamiento digital y la capacitación inicial en 145 unidades, que incluye a más de 600 servidores públicos, damos prioridad a quienes hacen uso de medicamentos o dispositivos médicos en terapias hormonales, de afirmación de género y tratamientos contra infecciones de transmisión sexual, hepatitis y VIH, dando vigilancia específica a fin de monitorear y analizar oportunamente el riesgo y detonar las intervenciones que contribuyan a evitar daños a su salud”, dijo el funcionario federal.

El Plan Nacional de Farmacovigilancia y Tecnovigilancia para la Población LGBTTTIQAP+ trabaja sobre seis ejes principales, que serán evaluados de manera permanente e incluyen tareas específicas para la federación, las autoridades estatales y cada uno de los centros: participación nacional en el plan; atención oportuna de reportes; calidad de información; impacto regulatorio; coordinación interinstitucional a nivel federal; y difusión y sensibilización de cada persona usuaria.

La directora general de Censida, Alethse de la Torre Rosas, destacó la relevancia de contar con este plan, al apuntar que es necesario conocer las reacciones adversas que pueden presentarse cuando los tratamientos involucran el consumo de múltiples fármacos. Refirió que la iniciativa pone a las comunidades en el centro de la atención y garantizará que cada persona cuente con medicamentos adecuados a sus necesidades.

“Con este proyecto aumentaremos la información con la que contamos sobre los efectos de cada medicamento y su interacción. Así, podemos mejorar la calidad de vida de las personas.”

Subrayó que en el centro de la atención debe estar la calidad de vida de las personas, y para medir los avances al respecto es preciso identificar los factores de riesgo con base en el trabajo profesional de los equipos encargados de realizar la vigilancia, y que éstos aporten datos de calidad, por lo que invitó a la población a reportar potenciales eventos adversos en caso de presentarse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com