Caso Cabeza de Vaca: nuevo enfrentamiento de poderes

José Luis Camacho Acevedo

El desafuero por defraudación fiscal equiparada aprobado por la Cámara de Diputados en detrimento del gobernador panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, ha puesto sobre la mesa los difíciles equilibrios sobre los que sustenta la alianza opositora de cara a los comicios del 6 de junio.

El PRI, PAN y PRD presentaron en diciembre un acuerdo electoral, Va por México, para unir fuerzas contra Morena. Sin embargo, el apoyo total del PAN con su gobernador no ha sido secundado con la misma firmeza por parte de los otros partidos, despertando incluso algunas primeras críticas tanto del PRI como de pesos pesados del frente de gobernadores opositores, la llamada Alianza Federalista.

Después de la aprobación en la Cámara de Diputados del desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y luego de que el Congreso de dicho estado rechazara la declaración de procedencia.

En este sentido, Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, aseveró que “las resoluciones del Poder Legislativo son inatacables”.

Por medio de redes sociales recordó que durante su desafuero -hace 16 años-, el presidente Andrés Manuel López Obrador se presentó ante la Cámara de Diputados “y enfrentó con firmeza las acusaciones”. En cambio, dijo, “hoy hay ausencia y, quizá, evasión del país”.

“En materia de juicio político y declaratoria de procedencia, las resoluciones del Poder Legislativo son inatacables. Durante su desafuero, @lopezobrador_ se presentó a la @Mx_Diputados y enfrentó con firmeza las acusaciones. Hoy hay ausencia y, quizá, evasión del país”, expuso el senador Monreal.

Antier el Congreso del estado de Tamaulipas, de mayoría panista, presentó un punto de acuerdo donde rechaza la declaración de procedencia de desafuero al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, aprobada por la Cámara de Diputados, además en el mismo reconocen al mandatario estatal para que continúe en el cargo.

Por su parte, el senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán advirtió que el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, podría pedir asilo en Estados Unidos para evitar ser juzgado en México, pues también cuenta con la ciudadanía estadounidense.

Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) aún no cuenta con una orden de aprehensión contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, por los delitos de defraudación fiscal, delincuencia organizada y lavado de dinero.

Según fuentes judiciales, el Ministerio Público aún no judicializa las carpetas de investigación contra García por los mencionados delitos.

Todo parece indicar que la FGR esperará la determinación que tome la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) luego de que el Congreso de Tamaulipas anunciara que interpondrá una controversia constitucional para que determine quien, si San Lázaro o el Congreso local, tiene la facultad para desaforar.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, que ha hecho de la lucha contra la corrupción su principal bandera política, ha utilizado en varias sus conferencias de prensa para pronunciarse sobre el caso. Si para el Gobierno y Morena se trata del enésimo episodio de corrupción del pasado, para la oposición el desafuero es el reflejo de lo que consideran una persecución o revanchismo.

Sí una orden de aprehensión y con la controversia constitucional, el caso se trata por el momento de un nuevo enfrentamiento entre poderes del Estado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?