Bajo estrictas medidas sanitarias, Arturo Herrera entregó el proyecto de Paquete Económico 2021

CDMX 8 de septiembre de 2020.- El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, entregó al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2021, bajo estrictas medidas sanitarias y acompañado de una reducida comitiva debido a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19.

El Paquete Económico está integrado por tres documentos, los Criterios Generales de Política Económica, la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, no se entregó de manera física o en discos, sino que se dispuso en línea para su revisión debido a la pandemia.

“La entrega protocolaria del Paquete Económico era en realidad una entrega física donde literalmente el paquete cambiaba de manos del secretario de Hacienda al presidente o presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Eso no ocurrirá hoy así. Obedeciendo a las medidas de Sana Distancia no habrá este intercambio, se los dejamos”, manifestó.

Herrera indicó que en el contexto actual además de las actividades legislativas, las económicas deben adecuarse a la pandemia del covid-19, la crisis sanitaria más importante desde la la Gripe Española de 1918 y la más aguda desde la Gran Depresión.

“La diferencia respecto a la situación actual es que hoy tenemos crisis simultáneas, donde la crisis económica es el resultado de una decisión consciente y responsable de los gobiernos y de las sociedades alrededor del mundo, de implementar medidas firmes de distanciamiento social, el llamado confinamiento”, expresó.

Plan económico 2021, “austero”: Presidente

Por esta razón, el secretario de Hacienda, dejó claro que el eje principal que contempla el Paquete Económico 2021 está enfocado hacia la salud.

“Es la política pública en materia de salud la que marca la pauta y el ritmo a la evolución de la economía y la política económica, hasta que no encontremos una solución natural a la pandemia o la aplicación de una vacuna, la economía operará en condiciones especiales”, refirió.

En este contexto, dicho paquete contiene un marco base en materia endeudamiento y de un gasto para apoyar la atención a la población mediante un sistema de salud con capacidades más amplias y robustas, y para impulsar un conjunto de acciones en materia de política social e inversión en infraestructura que protejan las capacidades de la economía.

El titular de Hacienda refirió que ante la crisis provocada por la pandemia se han identificado cuatro elementos:

1. La contracción económica y la pérdida de empleos

2. La inestabilidad financiera que incluyen los efectos sobre el tipo de cambio.

3. La extrema volatilidad del precio del petróleo.

4. La presión en las finanzas públicas de los efectos anteriormente mencionados.

Asimismo, manifestó que existe un segmento de la población mayormente vulnerable al contexto económico actual, como aquellas personas que no pueden desempeñar un empleo a distancia, siendo más vulnerables al contagio del virus, así como aquellos que no cuentan con un ahorro necesario para afrontar la falta de ingresos.

“Una de las principales defensas es la del fortalecimiento de la red de protección social, los programas de adultos mayores, jóvenes, las becas, los créditos y apoyos a productores agrícolas son importantes en sí mismos”, consideró.

Aseguró que las primeras acciones para mitigar los efectos del coronavirus, se impulsaron en las economías avanzadas, pero que enfrentan tasas de interés reales negativas; sin embargo, refirió que impulsar la economía mexicana a través del endeudamiento tendría un costo anual en alrededor de 350 mil millones de pesos adicionales sólo en el pago de intereses.

Recordó que en el caso de México, los ingresos dependen del petróleo, “un activo muy caprichoso que lo mismo se cotizaba hace 2 años en 6 dólares por barril, que lo hacía hace unos meses a precios negativos”.

“Este no es el momento para cambiar o aumentar impuestos, no cuando amplios sectores de la economía han visto sus ingresos mermados, tenemos que empezar sí, con tranquilidad y responsabilidad a pensar en la estructura tributaria que nos permita avanzar a una sociedad más equitativa y hacia un país con menores desigualdades”, afirmó.

Será el 20 de octubre cuando la Cámara de Diputados apruebe la Ley de Ingresos, mientras que el 31 de octubre es la fecha límite para que la Cámara de Senadores apruebe dicha ley.

En tanto, el 15 de noviembre, a más tardar, la Cámara de Diputados, tiene la facultad de aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación, para que a los 20 días naturales el Ejecutivo publique en el Diario Oficial de la Federación tanto la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Tras 20 días naturales después de publicado el Presupuesto de Egresos de la Federación, el Ejecutivo enviará a la Cámara de Diputados los tomos y anexos del presupuesto. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?