Aún hay líderes obreros que se oponen a las reformas laborales porque perjudican sus intereses personales

Guanajuato, Gto., septiembre 9 de 2019.- Por así disponerlo las reformas laborales, en diciembre vence el plazo para que los sindicatos modifiquen sus estatutos con el fin de que sus dirigencias sean electas mediante el voto libre y secreto y que los dirigentes transparenten e informen cuánto dinero recibieron de cuotas y en qué lo gastaron.

Al informar lo anterior el activista sindical Arturo Bravo Guadarrama advirtió que muchos líderes, sobre todo los de la CTM, se oponen a esa medida, para lo cual promueven amparos o utilizan otras argucias con el fin de evadir esas disposiciones.

Bravo Guadarrama destacó que ya no deben existir sindicatos blancos ni líderes “charros”, sino de que “los trabajadores puedan elegir a sus dirigentes a través del voto, que no haya esas asambleas fantasmas, solamente de expedientes, donde siempre se reelige el mismo secretario general.

Derivado de la reforma laboral, ahora los trabajadores “tendrán en sus manos cada seis meses un documento donde la directiva sindical les diga cuánto se juntó de cuotas sindicales y en qué se gastó el recurso, yo creo que es lo mínimo que merecen los trabajadores.”   

También pretenden acabar con los contratos de protección, los cuales en nada benefician a la clase trabajadora porque sin pudor alguno las grandes centrales obreras los ofrecen a los empresarios para que tengan tranquilidad y ninguna exigencia, “firman los contratos colectivos con una ganancia únicamente para el secretario general o la directiva.”  

Arturo Bravo Guadarrama hizo un llamado a los trabajadores, tanto libres como sindicalizados para que se enteren de sus derechos y exijan el absoluto cumplimiento de ellos. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?