Alta vulnerabilidad de las mujeres en todos los ámbitos de la vida

CDMX 16 de diciembre de 2021.- Ya sea en el hogar, en el trabajo, en la calle o incluso en internet, las mujeres y las niñas de todo el mundo siguen siendo muy vulnerables a la violencia de género, algo que la pandemia del COVID-19 no ha hecho más que magnificar, afirmaron el jueves seis altas dirigentes mujeres de la ONU.

La vicesecretaria general de las Naciones Unidas (ONU), Amina Mohammed, y las directoras de sus principales organismos, expusieron la «emergencia invisible” en el debate que sirvió de colofón a los 16 días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres.

La experta independiente en derechos humanos de la ONU, Reem Alsalem, afirmó que  comienza pronto, en la infancia, y a partir  de ahí representa un «continuo» de violencia.

«Por eso también me pregunto si realmente estamos hablando de una emergencia invisible ya que es bastante visible para quienes quieran verla», indicó Alsalem, «Es un poco como la crisis climática. Las pruebas están ahí. Podemos verlo, podemos ver las consecuencias».

Además, Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), expuso el aumento del uso de la tecnología digital durante la pandemia, pues, también generó una «zona de peligro» en línea para las mujeres y las niñas.

Donde son acosadas y hostigadas a través del  grooming (ciberengaño pederasta) y el sexting (envío de mensajes de texto o imágenes de contenido sexual explícito), que pueden dañar su salud mental.

Por ello, la ONU ha calificado de «pandemia en la sombra» el aumento de la violencia de género que se ha propagado con el COVID-19.  Y, a pesar del aumento de los incidentes, las mujeres siguen siendo reacias a hablar de los abusos que han sufrido.

Para Sima Bahous, la recién nombrada directora ejecutiva de ONU Mujeres, el bajo nivel de confianza de las mujeres en las instituciones que se supone que deben protegerlas, es preocupante. Teme que las mujeres estén siendo víctimas por partida doble.

«Primero, sufren la violencia. Luego experimentan la falta de servicios de apoyo y de justicia cuando los buscan. Y, muchas veces, cuando denuncian, y tienen acceso a estos servicios, los agresores rara vez son llevados ante la justicia», lamentó.

Para finalizar, Ghada Waly, directora de la Oficina contra la Droga y el Delito, señaló un hecho positivo surgido de la pandemia. Ahora los gobiernos se dan cuenta ahora de que deben invertir en la digitalización y en las plataformas en línea, incluso en el ámbito jurídico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?