Afecta a estudiantes de la UPG la poca frecuencia del transporte público

* Es el plantel donde estudiaba el joven asesinado de dos balazos

* Nada se sabe del resultado de las investigaciones de la FGE

Cortazar, Gto.-Para los jóvenes estudiantes de la Universidad Politécnica de Guanajuato -UPG-, el problema ya no es tanto la seguridad, sino el transporte, porque aunque hay unidades que los llevan, no están seguros que los regresen.

Y es que según varios entrevistados procedentes de Celaya, Cortazar, Villagrán e incluso Salvatierra, tienen horarios diferentes según las especialidades que cursan y así si algunos entran a las siete horas, otros lo hacen a las 12 en diferentes días.

Cristina y Francisco dijeron no haber sido atacados por delincuentes que en algunas ocasiones han asaltado a estudiantes, principalmente a las jovencitas.

Ahora la rectoría asignó guardia de seguridad privada, que se encarga de hacer rondines desde el puente localizado en la carrtera Panamericana y por toda «La milla», -así le dicen al tramo- hasta la entrada del plantel.

Por otra parte, Jannet y Juan Pablo, Ana María y Arturo, Rafael y Lilia, coincidieron en señalar que afortunadamente los delincuentes tienen poco margen de operación por la vigilancia que hay, aunque a veces aparecen en la noche.

Todos celebraron las intenciones de las autoridades por establecer junto con los concesionarios, el servicio regular de sus lugares de origen hasta la puerta del plantel y regresarlos en horarios específicos.

Algunos comentaron malas experiencias que les ocurrió a varios de sus compañeros, pero dijeron que afortunadamente ya no se repiten, y que fueron asaltos y robos principalmente de las tablets el mismo día que las recibieron.

A una jovencita la atracaron cuando caminaba sola en un espacio entre dos grupos de estudiantes, fue tan rápido que la jalaron a un camino sacacosechas y la «manosearon» para robarle el celular que lo traía en el pecho, comentaron.

En los andenes de la universidad todavía se respira el duelo por la muerte del joven Arturo, estudiante del plantel que fue víctima inocente durante un enfrentamiento a balazos entre dos bandas de delincuentes y de los cual la Fiscalìa General del Estado no ha informado nada sobre sus investigaciones.

Tanto en la entrada principal como en las letras UPG del interior cuelgan moños negros en señal de luto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?