Absuelta Iovana Rocha de acusaciones penales que le hizo el ayuntamiento que encabezó Edgar Castro Cerrillo

*Ahora ella buscará que el municipio le pague por reparación de daños económicos y morales

Guanajuato, Gto., 3 de agosto de 2021.- A casi cinco años de formalmente haber sido acusada por la vía penal de mal uso de recursos públicos, Iovana Rocha Cano, ex regidora priista del ayuntamiento capitalino, fue absuelta por no habérsele comprobado los hechos que le imputó la administración municipal 2015-2018, encabezada por el entonces alcalde Edgar Castro Cerrillo, del PRI.

La acusación en su contra fue porque supuestamente no comprobó la utilización de recursos públicos por 272 mil pesos de cuando fue directora del ahora desaparecido Instituto Municipal de la Mujer, en el año 2014.

Por haberse agotado en definitiva las acciones penales que le imputaron, “ya que no fueron comprobadas”,  ahora Iovana Rocha Cano buscará por la vía legal que las autoridades municipales le paguen la reparación del daño económico y moral que le ocasionaron “la persecución política y brutalmente misógina que me hicieron”.

El anuncio lo hizo en conferencia de prensa acompañada de su apoderado legal, Víctor Hugo Rosales Espinoza. Paso a paso detalló del origen y desarrollo “de los infundados procesos legales seguidos en mi contra y que hoy derivan en resoluciones a mi favor, confirmando con ello la persecución política de la que en su momento fui objeto”.

Respecto al Proceso Administrativo:

Se declaró la nulidad absoluta de la Resolución emitida por el Ayuntamiento del Municipio de Guanajuato dentro del expediente administrativo número CM-PRA/010/2016. Sentencia definitiva que me favorece, emitida el 14 de mayo del 2018.

La sentencia de esta sala administrativa detalla todas las inconsistencias, ilegalidades e irregularidades cometidas por la Contraloría y el entonces Ayuntamiento de Guanajuato, en el cuál me desempeñé como regidora.

En lo que respecta al Proceso Penal que el extinto gobierno priista de Guanajuato promovió en mi contra, dado lo infundado de sus acusaciones, la Fiscalía General de Justicia del Estado, no encontró ningún indicio que pudiese configurar algún ilícito, por lo que ni siquiera fui llamada a comparecer.

En lo que respecta al Juicio Civil, cabe precisar que “el juez de primera instancia consideró improcedentes las acciones intentadas en mi contra y declaró mi absolución”.

Derivado de la sentencia de amparo de fecha 16 de junio de 2021, la Décima Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado, emitió una sentencia en la que confirma la resolución dictada por el juzgado de primera instancia, “por lo que se me absuelve del pago de todas las prestaciones reclamadas por el Ayuntamiento de Guanajuato”.

En el mismo sentido, la referida Sala condena al Ayuntamiento al pago de costas que se tuvieron que erogar con motivo de la improcedente demanda entablada en mi contra.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?