104 aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Alegoría de la Constitución de 1857

José Eduardo Vidaurri Aréchiga

Cronista Municipal de Guanajuato

La Ley fundamental que define y garantiza el régimen de los derechos y libertades de los ciudadanos y establece los límites a los poderes e instituciones de la organización política de nuestra nación, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, llega el día de hoy a sus 104 de vigencia.

La Constitución es el documento que funda y constituye a una nación, le otorga sentido en el marco del estado de derecho que es principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluso el propio Estado, están sometidos a esa Carta Magna y a las leyes que de ella emanan.

Guanajuato se ha distinguido en el devenir de nuestra historia por el papel destacado que ha tenido en la construcción de ese Estado de Derecho. La revolución de Independencia tuvo aquí su primer confrontación en busca de la fundación de nuestra patria.

Fue Miguel Hidalgo quien encabezó el movimiento que pasó de las ideas a la realidad en el proyecto fundacional de nuestro México, insurgencia que floreció en nombre de la Nación para buscar la emancipación y la constitución de México como Nación independiente.

Hidalgo sembró la semilla que prosiguió Ignacio López Rayón con sus Elementos Constitucionales, un conjunto de lineamientos a manera de proyecto de constitución; luego fue don José María Morelos y los integrantes del Congreso de Insurgentes quienes concretaron, a partir de Los Sentimientos de la Nación, la Constitución de Apatzingan promulgada el 22 de octubre de 1814, que, aunque no entró en vigor, sirvió para sentar las bases del Estado Mexicano.

En el México independiente, Guanajuato tuvo una importante representación en la confección de la Constitución de 1824 y en la de 1857, que se elaboró recuperando la cimiente de los principios liberales que habían arraigado desde nuestros orígenes como nación independiente.

Liberalismo que atiende a la soberanía como un atributo del pueblo, de donde se deriva la democracia como forma de gobierno;  liberalismo que reconoce expresamente los derechos humanos, la defensa de las libertades individuales ante los abusos del poder.

Después de la última gran Revolución, los mexicanos a través de sus representantes en el Congreso Constitucional se dieron a la tarea de diseñar y promulgar la Constitución de 1917, que establece las bases de lo que nos caracteriza como una nación moderna y que, a pesar de las reformas a las que ha sido sometida, por ser una ley que se adapta a las necesidades del presente; nos ha permitido tener un ambiente de continuidad y estabilidad jurídica en beneficio de la salvaguardia de nuestros derechos y obligaciones.

Los constituyentes de Guanajuato, la entidad y la ciudad tuvieron una importante y destacada participación en la creación de esa Carta Magna que figura como la primera en el mundo con un contenido altamente social.

Don Luis Alcocer, quien nació en la ciudad de Guanajuato el 10 de septiembre de 1877, adquirió su formación académica en el Colegio del Estado, de nuestra ciudad, institución que al paso del tiempo se transformó en la máxima casa de estudios, la Universidad de Guanajuato. Luis Alcocer ejerció como abogado y se distinguió por defender siempre a la clase proletaria de los abusos del gobierno porfirista. Fue un Maderista destacado y se unió al constitucionalismo.

Ramón Frausto, nació en el Mineral de La Luz en 1879, estudió en la escuela oficial del  Mineral. Trabajó en diversas minas y junto con algunos amigos se enfiló en la revolución para derrocar a Porfirio Díaz; militó en el movimiento constitucionalista que encabezaba Venustiano Carranza y como diputado propietario, por la capital del municipio, defendió en tribuna los ideales de la revolución. Fue siempre un convencido de la fuerza y capacidad de nuestra patria para convertirse en una nación avanzada y libre. De Ramón Frausto se conocen también diversos poemas que legó como muestra de su talento y capacidad creativa.

Fernando Lizardi, otro de los constituyentes, nació en la ciudad de Guanajuato en 1883, estudió en Celaya y en el Colegio del Estado de nuestra ciudad. Se desempeñó como juez municipal, civil y penal. Fue miembro de la Junta Dictaminadora de Abogados del Estado de Guanajuato y primer secretario de la Asamblea del Congreso Constituyente de Querétaro entre 1916 y 1917. También fue director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, entre otros importantes cargos.

En el proceso de creación de la Constitución de 1917 formó parte de las comisiones legislativas para la elaboración del proyecto de Ley de Relaciones familiares; Ley de Amparo; Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales y en la de Ley Orgánica del Ministerio Público. El licenciado Fernando Lizardi desarrolló además diversos estudios sobre legislación y jurisprudencia.

Otros destacados guanjuatenses que participaron en la elaboración de la Constitución mexicana fueron: el Ingeniero Manuel Aranda; el destacado liberal y gran líder minero Nicolás Cano; el licenciado Enrique Colunga formado en nuestro Colegio y quien se desempeñó como gobernador de Guanajuato y senador; el Ingeniero Vicente Valtierra; el ilustre abogado José Natividad Macías, presidente de la Comisión Legislativa, egresado del Colegio del Estado de Guanajuato y rector de la Universidad Nacional; el licenciado Jesús López Lira quien fue alcalde de la ciudad de Guanajuato y destacado profesor e investigador de la Universidad Nacional; David Peñaflor, aguerrido defensor de la libertad y participe de más de una decena de batallas; José Villaseñor Lomelí, distinguido miembro del partido antirreeleccionista; el ingeniero Antonio Madrazo, destacado egresado del Colegio del Estado fue maderista y constitucionalista y reconocido benefactor; Santiago Manrique que fue también maderista y antirreeleccionista; el licenciado Hilario Medina vigoroso defensor de las causas populares y ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; el ingeniero Ignacio López, otro destacado maderista y constitucionalista; el médico Francisco Díaz Barriga, decidido defensor de la salud pública y el bienestar social; Gilberto Navarro fiel simpatizante de la causa revolucionaria; el periodista y literato Luis Fernández Martínez, fiel a la causa maderista y carrancista, y Carlos Ramíez Llaca, defensor de los campesinos y obreros.

Ellos fueron los guanajuatenses que construyeron nuestra preciada Constitución que hoy celebramos. El sentido jubiloso de la conmemoración es siempre el de  reafirmar nuestro compromiso como mexicanos de respetar y apegarnos a lo establecido en el documento rector de la vida nacional, de contribuir cotidianamente en la construcción de un mejor México.

  J.E.V.A.Febrero 5 de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?