Un informe decepcionante: AMLO inconsciente de lo que viene

José Luis Camacho Acevedo

El informe del presidente Andrés Manuel López Obrador fue todo, menos esperanzador.

Ante la crisis sin precedentes que enfrenta el mundo, es el momento para que todos líderes mundiales demuestren porque fueron elegidos por sus ciudadanos, para demostrar una empatía sincera y sentida con el momento que se vive.

Además de entender la gravedad del problema al cual nos enfrentamos, con la finalidad de ofrecer verdaderas soluciones a la altura de la emergencia.

No para un informe más, como los que ha dado varias ocasiones desde que accedió al poder.

Ante la pandemia de COVID-19 viene lo peor, como él mismo anticipó durante su discurso. Pero aún así el presidente parece insistente en que la realidad no existe, como sí no tuviéramos un antecedente en lo que ocurre alrededor del mundo con la llegada de esta fatal enfermedad.

El primer mandatario al parecer no está consiente de su inconciencia como dijo el historiador Enrique Krauze

Para ilustrar nuestros comentarios, transcribo los parrados esenciales de un texto del exsecretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, quien advierte de la ruina económica mundial que se avecina y aventura que la pandemia del coronavirus “alterará el orden mundial para siempre”, según lo afirma en su columna del periódico estadounidense The Wall Street Journal publicada el viernes pasado.

En su artículo, el renombrado jefe de la diplomacia estadounidense asegura que “la atmosfera surrealista de la pandemia de COVID-19” le recuerda a su experiencia en la Batalla de las Ardenas en 1944 —una gran ofensiva alemana lanzada a finales de la Segunda Guerra Mundial en Bélgica y Luxemburgo— en lo que se refiere al contexto de peligro inminente “dirigido a ninguna persona en particular y que golpea al azar y de forma devastadora”.

Sin embargo, el diplomático de 96 años destaca una importante diferencia entre ambos hechos: “La resistencia estadounidense se vio entonces reforzada por un propósito nacional”, mientras que ahora, “en un país dividido”, resulta necesario “un Gobierno eficiente y con visión de futuro para superar los obstáculos sin precedentes en magnitud y alcance global.”

Lo mismo requiere México, un gobierno capaz de adecuarse a las circunstancias, y si es necesario dar marcha atrás a algunos proyectos y atender recomendaciones que vayan contra la concepción de su idea original de gobierno, pues que se hagan por el bien del país.  

El 2 de julio de 2018, cuando López Obrador ganó las elecciones, nadie podría imaginarse que esto podría pasar, pero ahora ya es una realidad, y el mandatario no puede darse el lujo de verse rebasado ante un momento histórico.

Ayer López Obrador prometió generar dos millones de nuevos empleos y beneficiar a 22 millones de personas en este año a través de refuerzo de los programas de desarrollo social y planes de inversión pública, para apoyar a la economía.

Sin embargo, ni dijo como, ni mencionó una estrategia o un plan para llevarlo a cabo.  Y eso es justamente lo que se necesita para generar la confianza ante la ola de calamidades que se avecinan: propuestas, soluciones y respuestas.

EN TIEMPO REAL

1.- En ridículo quedaron los agoreros de desastre.

¿Dónde están hoy los que decían que tenían información privilegiada?

Que aseguraban que Marcelo Ebrard llegaba a la Secretaría de Gobernación en sustitución de Olga Sánchez Cordero; que Hugo López Gatell sería el nuevo secretario de Salud; y que el flamante secretario de Hacienda, Arturo Herrera dejaba su cargo.

Nada que ver y que correspondiera con la realidad, en el corto plazo y mientras dure la pandemia, no habrá cambios en el gabinete presidencial, lo que más se necesita en estos momentos es orden, estructura y sobre todo compromiso.

2.- Según la encuestadora vía redes sociales México Elige, que dirige Sergio Zaragoza, sobre las preferencias electorales rumbo a la gubernatura de 2021 en Sonora, el priista Ernesto “El Borrego” Gándara sale como puntero por encima de todos sus adversarios con más del 40%, en todos los escenarios posibles.  

No obstante, la gran falla del “Borrego” Gándara es que aún no termina por conciliar y resolver sus diferencias con la actual gobernadora Claudia Pavlovich.

Y se defiende con fuerza, la senadora Sylvana Beltrones Sánchez, pues de acuerdo con el sondeo, es la mujer priista con mayores posibilidades de ganar.

En el PAN, al parecer se está maquinando un caballo negro y sería nada más y nada menos, que la senadora Lilly Téllez, a quien al parecer no quieren en Morena, y su ideología es mucho más afín al partido blanquiazul.

En Morena, hay varios perfiles, pero ahí seguramente se definirá en un futuro, después de que la tormenta por el COVID-19 concluya, pues conoceremos si los actuales gobernantes y personajes en el poder actuaron a la medida de las circunstancias.  

3.- El plan de reactivación económica “no tiene absolutamente nada” lo único rescatable sería que hay el compromiso de devolver de manera oportuna el IVA a las empresas, dijo el muy enojado presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos

La crisis de salud pública por el Covid-19 será lo único pasajero para México, porque el plan de rescate económico que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador llevará al país a un sexenio perdido, advirtió Gustavo de Hoyos, de quien no debemos olvidar tampoco, que se encuentra en plena precampaña electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *