Hoy es Jueves 06 de Agosto de 2020.

Comprar medicamentos en el extranjero afectará a la industria nacional y miles de empleos: diputados del PRI

Guanajuato, Gto., 31 de julio de 2020.- Como una afectación a la industria farmacéutica nacional y el empleo de miles de trabajadores, calificaron los diputados locales del PRI la modificación a la ley de adquisiciones implementada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para adquirir medicamentos en el extranjero mediante adjudicación directa.

A nombre de sus compañeros, el coordinador de la bancada, José Huerta Aboytes, expresó que esa reforma también es preocupante porque no garantiza que los insumos que se adquiridos en otros países cumplan con los estándares de calidad y precios competitivos.

“El grupo parlamentario del PRI lamenta el choque que hay entre el presidente de la república con los fabricantes de medicinas del país, y más en un momento muy complicado en que se atiende la crisis médica y sanitaria a consecuencia del covid-19”, expuso Huerta Aboytes.

Por lógica elemental -agregó- se necesita que el gobierno reactive la economía con compras consolidadas de medicamentos a la industria nacional, para preservar la planta productiva y los empleos, pero voltea hacia el extranjero, es decir, tiene la carta abierta para comprar medicamentos fuera del país sin licitación.

El Grupo Parlamentario del PRI coincide con diversos analistas, que se trata de una decisión riesgosa por donde se le vea.

Por un lado, el sector farmacéutico genera más de 100 mil empleos directos y más de 500 mil indirectos, además de tener impacto directo en 162 ramas de la actividad económica y una infraestructura, recurso humano y conocimiento técnico que le permite no solo abastecer el mercado nacional, sino incluso exportar a otras latitudes, en particular a América Central, América del Sur y Europa.

El recurso de importar medicamentos no solucionaría el problema de desabasto en el país, y antes bien, pondría en riesgo, además de la economía multiplicadora que genera la industria farmacéutica, la salud de la población, porque la misma OMS, y su filial la Organización Panamericana de la Salud (OPS), han declarado que no se harían responsables de la calidad de los fármacos, concluyó José Huerta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *